• Slide APP AEMME
  • Slide Logo Master

La Asociación Española Multisectorial de Microempresas – AEMME – se constituyó el 20-4-2004, como Patronal de Las Microempresas Españolas, a nivel Multisectorial, para Representar a este Colectivo Empresarial, ante las Instituciones Públicas y Entidades Privadas.

AEMME integra, como Microempresas, a empresarios individuales, autónomos y empresarios societarios, generalmente, sociedades limitadas, que constituyen el mayor peso del tejido empresarial español, con mas del 95,6 % del número de empresas totales.

AEMME, con sus Empresas Asociadas, desde la Información, Formación, Apoyo y Seguimiento, está logrando crear una Red de contactos Multisectorial, a nivel Nacional - todo el territorio - y a nivel Internacional, que le convierte en un Canal, donde poder encontrar al cliente y proveedor.  

El Blog de AEMME

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.

¿Sabes cuánto te va a tocar pagar de IVA? Calculadora y consejos Finutive

Publicado por en en General
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 345
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

¿Sabes cuánto te va a tocar pagar de IVA? Calculadora y consejos Finutive

Los más experimentados como empresarios seguro que tenéis claro cuándo se paga el IVA y cómo gestionar la tesorería respecto a este hecho. No obstante, debido a las fechas en las que nos encontramos, tan próximas a una liquidación trimestral, hemos creído conveniente dar unas pinceladas sobre cuándo se paga el IVA y cuánto te puedo tocar pagar. No queremos que pille a nadie desprevenido. En el post te dejamos una calculadora de IVA, para que descargues y utilices con los números de tu negocio.

banner-junio8.jpg

Es importante recalcar que lo que aquí comentamos tiene siempre una visión basada en el impacto del cashflow o flujo de caja. Hay muchas consideraciones que hay que tener en cuenta cuando se trata de impuestos si nos ceñimos a temas contables y fiscales. Aquí sólo podemos hablar de consejos y generalidades que se aplican a la mayoría de los pequeños negocios y el impacto de este impuesto en su caja. Es importante que confiéis en vuestro asesor o fiscalista de confianza para temas contables más específicos.

Lo primero es definir el IVA y los sujetos obligados al respecto de este impuesto.

El IVA es el Impuesto sobre el Valor Añadido y recae sobre el consumidor final; sí, esto ya lo sabíais. Un producto o servicio, va pasando de un eslabón productivo (empresa o autónomo) a otro hasta llegar al consumidor final. A medida que va pasando de un eslabón a otro se añade valor al producto o servicio y por eso genera IVA en cada factura de intermediarios. En cualquier caso, los consumidores finales que sean personas jurídicas (empresas + autónomos) están exentos, al liquidar el IVA, presentarán esa cantidad como IVA soportado y Hacienda se lo terminará devolviendo o compensando.

Así mismo, como ya sabéis, hay 3 tipos de IVA (más actividades exentas).

General: productos o servicios que tributan al 21%

Reducido: productos o servicios que, por ser considerado bien imprescindible, tributan al 8%

Súper reducido: la misma lógica que el anterior, pero más imprescindible aún, 4% de tributación.

Esta información con aspectos técnicos y contables, ya aparece en todas partes por internet. Además, tendréis un asesor fiscal con casi total seguridad y lo mínimo que hará por vosotros es presentaros los impuestos. Es por eso por lo que no queremos contaros teoría y pasar rápidamente a la práctica.

Para una explicación y detalles contables más en profundidad, os dejamos este link de Infoautónomos.

¿Por qué os contamos esta sarta de obviedades que ya sabéis? Porque tiene que quedar claro dos cosas:

1. Si tenéis un asesor la información de arriba, que es la que os suelen contar, no es imprescindible que conozcáis los detalles
2. Si los temas técnicos y contables están cubiertos ya por vuestro asesor, a vosotros os queda preocuparos por lo que realmente impacta a vuestro negocio: el efecto que tiene el IVA en vuestro cashflow o flujo de caja

Es importante que os deis cuenta de la importancia de esto. El IVA es un impuesto neutro para las personas jurídicas y los autónomos desde el punto de vista contable, pero NO es neutro desde el punto de vista de cashflow. Para empezar, porque cada vez que pagáis una factura hay un porcentaje (de hasta el 21%) de ese importe facturado que os corresponde que Hacienda os compense con el IVA repercutido (facturas emitidas por vosotros) o que os devuelvan en la liquidación anual.

Pero bueno, vamos con las liquidaciones. Se hacen, como sabéis, al final de los trimestres: marzo, junio, septiembre y diciembre. Aquí lo que hará tu asesor para presentarlo a hacienda a través del modelo 303 es calcular el IVA que has soportado (facturas emitidas y vencidas de tus proveedores) y restarle el IVA repercutido (facturas emitidas y vencidas a tus clientes).

banner-junio9.jpg
!Ojo con el último punto! El criterio contable para que Hacienda entienda que has soportado o repercutido IVA es el momento de vencimiento de una factura, no el pago. Si un cliente se retrasa 20 días en el pago pero la factura vence a 15 de Junio, te toca presentar tu factura como si hubieses repercutido el IVA.

Hay fórmulas, tu asesor puede ayudarte con los detalles, de aplazar el pago del IVA de las facturas vencidas pero no recibidas.

En cualquier caso, tu asesor (o tú mismo si eres un valiente sin asesor), tiene 20 días después de que se acaben los meses citados para presentar el modelo 303. Después de esos 20 días se hará efectivo el resultado (especialmente si sale a pagar)

Dependiendo del resultado, tenemos dos escenarios:

A pagar: (Hacienda Pública acreedora): IVA soportado (pagado o pagar a proveedores) menor que el repercutido (recibido o a recibir de los clientes).

Esta es la situación para la mayoría de los negocios, puesto que, en líneas generales, quiere decir que has ingresado más de lo que has pagado a tus proveedores. Aquí es importante saber:

1) Si esta es la situación y te va a tocar pagar; y

2) Cuánto vas a pagar y si tienes músculo en la caja para poder gestionar estos pagos a Hacienda.

Para solucionar ambas dudas, dejamos colgado en este google sheets una plantilla con fórmulas incorporadas para el cálculo de lo que te tocará pagar el día 20 del mes posterior al fin del trimestre. ¡Ojo! De nuevo, tienes que poner la información relativa a las facturas que hayan vencido de ese período, no de los pagos.

En la hoja encontrarás todas las instrucciones necesarias para calcular cuánto IVA vas a pagar. Descarga la hoja en excel, copia y pega o introduce tu información en las columnas correspondientes y ¡voliá!

Ahora toca preguntarse si puedes hacer frente al pago del 303. Seguro que sí, pero en caso de que no sea así, no es una tragedia porque pasa a menudo. Lo realmente importante es haberte dado cuenta a 10 días de que suceda y poder, por tanto tomar cartas en el asunto sin que sea demasiado tarde. Algunas posibilidades:

• Clientes: como comentábamos, si no has recibido el pago de alguna de las facturas emitidas y vencidas en este período, pregunta a tu asesor por la posibilidad de aplazar el pago del IVA de estas facturas. También puedes presionar a tus Clientes para que te paguen lo que básicamente es tuyo, con mano izquierda ;)

• Proveedores: si retrasas pagos a tus proveedores puedes esperar a pagarles cuando te entre algún ingreso en cuenta y mientras tanto, con esos pagos que les debes y que retrasas, puedes cubrir las necesidades con Hacienda. Retrasar los pagos a proveedores es algo habitual, por desgracia, y siempre que se haga con tiempo, aviso y diplomacia no tiene porque tensionar la relación. Lo importante es ver estos problemas con tiempo para poder avisar.

• Bancos u otras fórmulas de financiación: entidades de crédito o fintechs que proporcionan líneas de financiación o descuento de facturas que tienes por cobrar.

A devolver: (Hacienda Pública deudora): IVA soportado mayor que el repercutido.

Esta situación se da, si por lo que sea, has recibido facturas en este período por importe superior a lo que has facturado a tus clientes. En general, a la larga este particular no se suele dar y viene dado por una situación coyuntural donde o has invertido fuertemente (tecnología, desarrollo, expansión....) o has tenido una mala racha con los clientes.

En cualquier caso, no creas que Hacienda va a tener piedad de ti. Por mucho que las liquidaciones trimestrales supongan que si te toca pagar recibas el cargo a los 20 días, por salir a devolver no vas a cobrar el IVA que Hacienda te debe en el mismo plazo. Si se da esta situación, a priori, tienes dos opciones:

1. Compensar el IVA que te salga a devolver con el IVA a pagar en el siguiente trimestre (si te saliese a devolver 200 euros en Julio y a pagar 300 en Octubre, podrías compensar en Octubre y pagar solo 100)
2. Si es el último trimestre del año, liquidación trimestral, puedes pedir que Hacienda te devuelva el IVA que te debe.

Habría una tercera posibilidad más complicada, que sería estar o darse de alta en el régimen de liquidación mensual (de nuevo, consulta a tu asesor para ver los detalles). Antiguamente era una posibilidad para las grandes empresas y las exportadoras, a día de hoy a parte de estos colectivos se incorpora la posibilidad de suscribirse voluntariamente al sistema.

banner-julio.jpg
Pero, de nuevo, mucho cuidado y confirmadlo con vuestro asesor, puesto que esto conlleva estar inscrito en el nuevo régimen de SII (Suministro Inmediato de Información), que sin una estructura adecuada para la transmisión de la información a los organismos públicos se puede convertir en un auténtico infierno.

Ya veis, para todo esto da el tema del IVA. Y eso que nos hemos dejado los detalles fiscales para los expertos. Esperamos que con todo esto hayamos ayudado a que se entienda mejor el impacto en el cashflow del IVA repercutido, devengado y sus liquidaciones. Podéis seguir más recomendaciones Finutive en el blog corporativo: www.blog.finutive.com  

Recuerda, todos pasamos apuros con el IVA, lo importante es que seáis capaces de preverlos y no esperéis a que os llegue el cargo. Las fórmulas para amortiguar una futura tensión de tesorería son muchas, pero las fórmulas para amortiguar una presente tensión de tesorería son más complicadas.

¡Descárgate la calculadora de IVA y que esta vez no te pille desprevenido! Compártela con tus conocidos, con pymes o autónomos para que ellos puedan evitar llevarse un susto también.

Cualquier duda sobre lo anterior, por favor, no dudes en contactar con el equipo promotor de Finutive. Estaremos encantados de responder tus dudas.


Gonzalo Fernández Martínez
Guillermo López Vázquez
Socios de Finutive
gonzalo@finutive.com 
guillermo@finutive.com  
www.finutive.com 

Calificar el artículo:

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Miércoles, 20 Septiembre 2017

BANNER Como publicar en el Blog de AEMME

como funciona el canal de mediación

 banner-guia-para-AEMME